El Karate y Los Niños

La práctica de esta disciplina por niños y niñas complementa el aprendizaje y la formación que reciben en sus hogares. El desarrollar una serie de técnicas marciales no solo sirve para aprender una forma de defensa, tan necesaria hoy en día, sino que tiene un un importante efecto sobre el desarrollo corporal y la coordinación fisica. Esto es tan solo parte de los multiples beneficios que ofrece el Karate Do.

El Karate refuerza valores tan importantes como el respeto la cortesía y la lealtad, hacia sus maestros, compañeros y su dojo (lugar de práctica).

A medida que el joven progresa en entrenamiento, aumenta el grado de dificultad del trabajo a desarrollar, lo que hace que se esfuerce más, poniendo empeño en su concentración mental y física hasta que por su constancia logre dominar las nuevas técnicas.

La práctica de Kumite (combate), lo ayudará a adquirir mayor seguridad y confianza en sus habilidades, y también muy importante, lo ayudará a desarrollar tolerancia a la frustración, incentivando su superación personal.

El perder o ganar una competencia no es lo importante, sino más bien, el hábito de constancia que pudiera desarrollar el alumno.

Todo lo anterior aplica de igual manera en todos los aspectos de la vida de los jóvenes, ya que el respeto, esfuerzo, ganar o perder son aspectos que el practicante puede utilizar en su vida diaria, en su desarrollo escolar, en donde debe perseverar para poder triunfar y rebasar todos los obstáculos a los que pueda enfrentarse en su futuro.

El Karate do y los niños… cortesía, respeto, disciplina, desarrollo físico, confianza en sí mismo…!

MUCHO MÁS QUE UN DEPORTE!