¡QUIERO IRME DE ESTE DOJO!

Aporte:  Sensei Leonardo Vergara –

Un joven discípulo le dice al Sensei
– Estoy pensando irme de este dojo

El Sensei entonces le pregunta:
– ¿Pero por qué?

El joven respondió:
– ¡Ah! yo veo a un grado alto que habla mal de otro grado alto, el compañero de dojo que no hace bien los movimientos, los grados altos que se equivocan en la ritualística o etiqueta del dojo; otros que durante las clases, están más preocupados de su celular que de la clase, entre tantas y tantas otras cosas equivocadas que veo hacer en el dojo. ¡Desanima a los grados más bajos!

Le dijo el Sensei:
– ¡Bien! Pero antes quiero que me haga un favor: toma un vaso lleno de agua y da tres vueltas por el dojo sin derramar una gota de agua en el tatami. Después de eso, puedes irte del dojo sin ningún problema.

Y el joven discípulo pensó: ¡muy fácil! Y dio las tres vueltas conforme el Sensei le había pedido. Cuando terminó dijo:
– Listo Sensei.

Entonces él respondió:
– Cuando diste las vueltas, ¿has visto al hermano hablar mal del otro?

El joven:
– No

¿Has visto a los compañeros de dojo; grados altos o bajos; reclamar unos de otros?

El joven:
– No

¿Usted vio a alguien que miraba el móvil?

El joven:
– No

¿Sabes porque?
– Tú estabas enfocado en la taza para no inclinarla y derramar el agua.
Lo mismo es en nuestra vida… Mientras estés enfocado en entrenar con consciencia de ti mismo y en las buenas costumbres, no tendrás tiempo para ver los errores de los demás.

Ahora puedes irte del dojo si así lo deseas.

El discípulo, le dijo:
– Gracias por otra enseñanza, Sensei. Ante las sabias palabras prefiero persistir y hacer avances en la escuela.

Autoría Desconocida